Cuando conocí a Mabel Petrini tuve la sensación de haber estado en contacto con un tsunami de energía. Su amplia sonrisa, su voz fuerte y segura me mostraron a una mujer potente. En tan solo pocos minutos, me contó que había fundado un centro cultural y editados cuentos de su autoría para sus nietos. Mabel disfruta de la vejez con la misma intensidad y alegría con la que emprende sus iniciativas. 

Días atrás me contó que su mamá, Clara Morellato, cumple mañana sábado 1 de agosto 90 años y por eso eligió este espacio, el del Club de la Porota, para dedicarle las profundas líneas que les comparto a continuación. Ojalá la disfruten tanto como yo. Es una carta de amor de una hija mayor a su madre longeva

¡Gracias Mabel! 

Porota

***

“Fue la vida, las circunstancias, las cosas jodidas, y hasta este bicho que da vueltas lo que nos permitió ver muchas cosas. COmo encarcelados de tristeza, los viejos por un lado , los menos viejos por otro, y los más pequeños aislados de todo abrazo y cariño, nos dieron grandes lecciones. Fue este bicho el que nos hizo entender el valor del amor, del abrazo, del amigo, de los padres, de los hijos, de los nietos, de la familia. Fue este bicho que nos hizo valorar la libertad, el poder transitar, pasear, abrazar, visitar. Fuiste y sos vos mamá, con tu temple, tu fortaleza, tus palabras generosas de ´vayan y disfruten´ que nos dieron ánimo y fuerzas. Tenemos rejas y ventanas en el medio, ya que no podemos entrar a verte, pero el amor todo lo traspasa, el amor todo lo puede. Hoy que tenemos aún la bendición de tenerte, aquí estamos, los que podemos , a tu lado. Hoy te agradecemos tu generosidad, tu trabajo, tus manos cocineras, tu manera de buscarnos cosas lindas a mi hermana y a mi para tenernos como princesas. Hoy y siempre valoramos todo lo que hiciste por nosotras, hacernos estudiar, darnos lo que vos no tuviste, hacernos aprender a manejar. ¡Cuánta independencia nos diste! 

Vibramos con tu tanada, con tus batatitas con azúcar, con tus ñoquis y tus tortas. Con los increíbles canelones, con tu casa siempre impecable y con tu lucha con tus padres y con el Petri (tu amor desde los 19 hasta ahora) que fue muy bueno, pero no fue moneda fácil. Hoy te damos gracias por el amor que pudiste darnos. Por tu valentía, para que con más de 60 hubieses terminado la primaria. Por tu lucha, tu honestidad, tu trabajo y por tu amor. ¡Brindamos en tus 90 años! Te amamos”.

Mabel Petrini (64)

 

Tenemos ¡tanta suerte! Es que El Club de la Porota no para de crecer y de sumar a personas con muchas ganas de compartir  sus hermosas producciones. A continuación les voy a regalar una poesía que nos hizo llegar Eduardo Alberto Planas (65) Eduardo es abogado, escritor y editor del boletín literario “Basta Ya” que entre otras producciones comparte poesías bellísimas como la de Francisco Paco Urondo que hoy quiero dejarles por aquí a cada uno de ustedes. ¡Gracias, Eduardo!

DAME LA MANO

Cuando arda el amor,

no estaré a tu lado,

estaré lejos.

Será por cobardía,

por no sufrir,

por no reconocer que no supe

cambiar todo esto.

Arderá el amor;

arderá su memoria

hasta que todo sea como lo soñamos

como en realidad pudo haber sido.

Pero yo ya estaré lejos.

Será tarde para lamentos

y nadie podrá todavía asombrarse

de lo que tiene.

Antes que nada, antes

de sospechar,

vivamos esto, que más no sea, y que

por ahí es demasiado.

Vivir, sin

que nadie admita; abrir el fuego

hasta que el amor, rezongando, arda

como si entrara en el porvenir.

FRANCISCO PACO URONDO

(1930-1976) 

de Son memorias

(1965-1969)

 

 

 

Porota sos vos, soy yo, somos
todas las personas envejecienteswww.porotavida.com Si querés recibir nuestros Podcasts y columnasen tu celular escribinos al 351 153062752 Encontranos también en Instagram, YouTube, Spotify yFacebook como @porotavida