El cine y la vejez… «te veré en mis sueños»

Cada vez hay más personas mayores protagonizando películas que reflexionan sobre la etapa de la vejez. Y si bien, muchas aún siguen ridiculizando a los viejos y viejas, otras… logran poner en el tapete historias de realidad cotidiana con sutiles mensajes al espectador. «Te veré en mis sueños» es parte de la gama de opciones de Netflix. La vi sola en casa el sábado por la noche. Es una sencilla historia de vida, protagonizada por la bella Blythe Danner (googleando me enteré que es la mamá de Gwyneth Paltrow) y el buen mozo de Sam Elliott.

 

Carol tiene una hija y es viuda hace muchos años. Su único compañero, un perro, muere casi al inicio. La película viaja despacio en la cadencia del lento ritmo de los días en el que la soledad es una eterna compañera. A Carol no parece molestarle, al contrario. Nada muy bien en esas aguas. Admiro su capacidad para disfrutar de los pequeños detalles: una copa de vino o espumante; la televisión en la cama y los diálogos con su «amigo»: un piletero mucho más joven que ella.

 

«Te veré en mis sueños» es una historia cotidiana, que si bien, muestra realidades que por lo menos en Córdoba, sólo podrían darse en las vidas de personas con un alto poder adquisitivo, no deja de verse atravesada por la sencillez, por aquello que nos humaniza e iguala: los vínculos, los amores, los deseos, las pasiones, el miedo, la soledad y la muerte. La muerte, ¡la pucha que se huele! No cesa de rondar en la vida de la protagonista quien en algún punto, parece sentirse cómoda con su perenne presencia.

 

Confieso que no lloré, quizá, porque me reflejó algunos de mis momentos diarios. Quizá porque yo también estoy amigándome con eso que oprime, con eso que aprieta, pero que al mismo tiempo se hace parte de mí evitando que deje de sonreír, divertirme, amar, jugar, crear, crecer, aprender, etcétera…

 

Carol se anima y ante cada pérdida surge una nueva búsqueda. Ya no hay grandes ambiciones, sino el simple deseo de seguir disfrutando hasta el último momento, porque es un derecho, porque nos viene dado, porque está en la esencia de las personas sin importar qué edad tengamos.

 

«Te veré en mis sueños», una película para mirar en la cama, con una copa de espumante bien helada. Una película para agradecer, accionar, apreciar la posibilidad de encontrarse con esa soledad que ya no acecha sino que acompaña.

 

ADEMÁS TE CUENTO…

Esta semana estuve junto a mi equipo en el Centro de Día Municipal «Justa María Fragueiro» conociendo la historia de superación personal de Pedro Abaca quien tiene 62 años y acaba de egresar de la primaria gracias a la acción conjunta entre programas de alfabetización ejecutados por el Gobierno y la Municipalidad de Córdoba. En la ocasión charlamos con Carla Gaiteri responsable de «La Justa»; Gustavo Mamud, Director del programa de educación y Mercedes Cuevas, docente del Centro de Día. Pedro lee, escribe, suma, resta… se siente más seguro y se sabe merecedor de su potencial. Pronto en nuestro espacio de VIEJOS TEMAS compartiremos su historia… de esas que nos gritan desde el silencio y anonimato. Porque estamos convencidos que desde la fortaleza y la pasión que florece hasta en el más desierto de los desiertos… NUNCA ES TARDE para aprender. ¡Gracias Pedro y a todo el maravilloso equipo de personas que lo hicieron posible!

 

Enterate más sobre esta historia en las redes. Seguime en…
www.porotavida.com
FB:porota.vida
Instagram:@porotavida
YouTube: PorotaVIda

 

 

Porota