Sol dejó un ABRAZO en el espacio «Te lo regalo porque sí». En ese momento pasó Sole y se llevó su regalo.
Le dedico estas imágenes con infinidad de cariño a Sol, quien me enseñó que necesitamos abrazar las arrugas para desparramar la sabiduría de la experiencia.
¡Que estos abrazos se sigan multiplicando!

Deja una respuesta