¡Vale la pena animarse a ser unx mismx!

Sergio se animó a cumplir un sueño: ser un acróbata. «Fueron mis nietas las que me inspiraron. Las veía colgadas de la tela y me quedaba mirándolas asombrado, así que les construí una estructura en mi casa para que pudiésemos practicar», comenta.

¡Te invito a que conozcas su historia!:

http://www.lavoz.com.ar/historias-de-vida/lo-unico-imposible-es-lo-que-no-se-intenta

Comentarios

Todos los derechos reservados Porotavida 2016 © Sitio realizado por Estudio Asterión.