La red visible de la vejez

Si bien es común hallar episodios de viejismo. Si bien resulta frecuente hablar de la invisibilización de la vejez. Lo cierto es que, de a poco, vamos comprendiendo que la temática nos atraviesa en todas sus facetas.

 

En este recorrido de hacer visible lo invisible que atravieso desde mi proyecto del Club de la Porota, comparto con personas e instituciones la idea de que el envejecimiento poblacional es un hecho y que debemos prepararnos para envejecer. Según las previsiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en el año 2036 -solo en América latina- el número de personas mayores superará por primera vez al de niños y niñas. El envejecimiento de la población será lo que caracterice, en los años venideros, a las sociedades de la región, proyectando para 2100 un 35 % de personas de más de 60 años.

Con todo esto, lejos de buscar una reflexión alarmista y bajo el absoluto riesgo de quedarme corta, quiero destacar grandes pasos que hemos ido dando como cordobeses aún cuando su impacto es incipiente.

El año pasado, la Provincia de Córdoba puso en marcha el Plan Córdoba Mayor tras haber creado -bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social- la Secretaría de Políticas para Personas Mayores. Quizá la envergadura de este hito no se logre valorar. Sin embargo, cabe agregar que por muchos años el área de personas mayores estuvo supeditada a una dirección. El ascenso a la categoría de secretaría es toda una señal dentro del complejo mundo de la administración pública. El plan aún gatea, pero esperar que a esta altura camine es tan ambicioso como pretender que un recién nacido lo haga al nacer.

Uno de los ejes transversales del plan Córdoba Mayor es el de la capacitación y formación gerontológica. En este sentido, el año pasado se puso en marcha la primera diplomatura en Gerontología Comunitaria y Políticas Públicas para la Vejez tras un convenio entre el Ministerio de Desarrollo Social de Córdoba, la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OIS) y la Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria (Algec). Aplaudo de pie esta posibilidad trascendental ya que los destinatarios de esta formación son personas que trabajan con mayores en comunas y municipios del interior de la provincia, así como en reparticiones públicas. La implementación de una política de Estado es imposible si no hablamos todo un mismo idioma. Estudiar, formarnos y capacitarnos es la única manera de poder planificar a largo plazo.

Bajo la órbita de la Municipalidad de Córdoba, el departamento de adultos y adultas mayores tiene 35 años de vida. Es el área pública con mayor antigüedad en la temática que ha sobrevivido a los vaivenes políticos. No es un detalle menor. Ello denota una consolidación del proyecto gerontológico que trasciende las gestiones de turno. Actualmente, bajo la órbita de María Simonella, el municipio de la ciudad gestiona trece hogares de día para personas mayores, dos semilleros de hogares, y una pequeña residencia en la que viven 18 personas mayores. En total, el departamento atiende una población de más de 2.000 personas.

En esta columna, y por obvias razones de espacio, voy a omitir la descripción de la oferta de actividades socio culturales y recreativas para personas mayores en la provincia ya que quiero destacar tres encuentros de formación que se están gestando para esta primera etapa del año.

Para el 28 de febrero y el 1 de marzo próximos se llevará a cabo una jornada de actualización sobre la importancia de sostener un sistema progresivo de atención a las personas mayores para todos los empleados del área de la Municipalidad. La directora de la Dirección Nacional de Políticas para Personas Mayores que depende del Ministerio de Desarrollo de la Nación (Dinapam), Susana Rubinstein, será quien brinde la capacitación junto a otros miembros de su equipo. Si bien se trata de una actividad interna, lo que intento es ponderar estas instancias, ineludibles en pos de gestar políticas innovadoras y desde una perspectiva de derechos.

Por otro lado, el 28 de marzo próximo iniciarán las clases de la Maestría en Derecho de la Vejez que se dictará por primera vez en el país en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba. Bajo la dirección de una gran especialista como lo es Isolina Dabove, Córdoba será testigo de un hecho trascendental en la temática de los países hispanohablantes.

Y, por último, quiero destacar a los equipos de investigación del Centro de Investigaciones y Estudios sobre Cultura y Sociedad (Ciecs, Conicet y UNC) que se hallan organizando una jornada nacional sobre los diversos modos de envejecer con derechos. Previstas para el 3 y 4 de julio de 2019, este encuentro intenta reunir a quienes gestionan políticas para personas mayores con quienes investigan las diferentes temáticas que atraviesan el mundo del envejecimiento y armar una red que nos permita conocer e interrelacionar la teoría con la práctica.

Prometo seguir manteniéndolos al tanto. Afortunadamente hay mucho más por destacar.
Culmino con esta frase de Paulo Freire:
«Cuanto más crítico es un grupo humano,
tanto más democrático y permeable es».
Creo que con errores y mucho por hacer aún vamos dando pasos, y si esos pasos son en pos de formar cada vez más personas en la temática, ¡bienvenidos sean!

Porota Vida
Porota soy yo, sos vos, somos todos y todas

Opiná, escribime, leeme, seguime en…
@:porotavida@gmail.com
www.porotavida.com
FB:porota.vida
Instagram:@porotavida

22 Febrero 2019

Comentarios

22 febrero, 2019
Todos los derechos reservados Porotavida 2016 © Sitio realizado por Estudio Asterión.