Hitos de la vejez: las transformaciones se gestan en comunidad

Quiero compartirles tres acontecimientos del mundo de la vejez cordobesa muy importantes y que tuvieron su protagonismo esta semana. El primero tiene que ver con un hecho trascendental para la gerontología nacional: ayer, en el Centro Cívico de la Ciudad de Córdoba se realizó el acto de egreso de las primeras personas que cursaron la Diplomatura en Gerontología Comunitaria y Políticas Públicas en la Vejez. Se trató de una instancia de formación gratuita que la Secretaría de Políticas para Personas Mayores del Ministerio de Desarrollo de la Provincia concretó en el marco del Plan Córdoba Mayor. 

La diplomatura se organizó junto a la Organización Iberoamericana de Seguridad Social y la Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria. Ciento dos personas que trabajan con mayores en comunas, municipios y organizaciones sociales, provenientes de casi todos los departamentos de la provincia pudieron formarse bajo los nuevos paradigmas con los que se mira a la vejez; desde una perspectiva de derecho. En este contexto, quiero destacar la palabra “comunitaria”, no como una palabra que adorna el extenso nombre de la diplomatura, sino más bien que esboza la filosofía de trabajo: ninguna política pública podrá tener éxito si no formamos, empoderamos y brindamos herramientas a quienes son los responsables de contagiarlas. 

De esta sencilla conclusión se desprende el segundo hito del mundo de la vejez que tuvo su lugarcito en la agenda local, y tiene que ver con un taller sobre envejecimiento en el que tuve la posibilidad de participar. Existe en Córdoba una vieja organización social llamada SEHAS (Servicio Habitacional de Acción Social). Esta ONG en alianza con Brot Für Die Welt (Pan para el Mundo) están impulsando en el corazón de algunos barrios de la ciudad, así como también en localidades como Montecristo y Malvinas Argentinas, la campaña CUIDAR MÁS. Esta acción comunitaria propone asumir y promover el buen trato intergeneracional: “estemos donde estemos y con quien estemos”; informando y dando a conocer los derechos que tenemos y las formas de ejercerlos responsablemente y promoviendo el cuidado de la salud física y emocional de las personas. Su trabajo es minucioso, artesanal, profundo y amoroso. 

 

Debemos multiplicar la mirada de la vejez que promovemos. Tenemos que ser cada vez más quienes veamos en el envejecimiento poblacional oportunidades para valorar una conquista humana: poder pensarnos viejos, viejas, longevos, centenarios. Si queremos vivir más, tenemos que aprender a envejecer. El trabajo semilla en las comunidades será una herramienta estratégica ineludible para lograrlo. 

 

El tercer hito de la semana tiene que ver con un premio que la Universidad Católica de Córdoba nos otorgó ayer en el marco del certamen “Educación en Foco”. Obtuvimos el primer premio en la categoría audiovisual por nuestro clip audiovisual “SIN ESTEREOTIPOS HAY BUEN TRATO”. ¿Lo recuerdan? El que produjimos para el “Día mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en la vejez” que se conmemoró el 15 de junio, tal como lo establece la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

El clip audiovisual galardonado pretende ser un tutorial destinado a los periodistas con el objetivo de brindarles herramientas de abordaje para comunicar en coherencia con el paradigma de vejez vigente.  Te comparto el video para que puedas verlo, compartirlo y utilizarlo en tu comunidad, en tu espacio de trabajo, en tu pequeño gran lugar de transformación. En el mundo, cada minuto dos personas cumplen 60 años, y al mes tenemos un millón de personas nuevas cumpliendo esta edad. El envejecimiento poblacional es un fenómeno que carece de precedentes y que se profundizará con el tiempo. Desde EL CLUB DE LA POROTA estamos mostrando nuevas formas de abrazar la vida… ¿te sumás? 

 

¡Celebremos la vejez! 

 

 

 

Porota.
Porota sos vos, soy yo, somos
todas las personas envejecientes

Comentarios

Todos los derechos reservados Porotavida 2016 © Sitio realizado por Estudio Asterión.