El cerebro no se toma vacaciones

En el ocaso del año brotan las consultas sobre qué hacer durante el verano. La mayoría de las propuestas socio culturales, formativas y recreativas para personas mayores funcionan bajo la lógica del calendario escolar, pero ¡atención! Dije “la mayoría” porque algunas opciones permanecen o se reinventan. Lo cierto es que el receso estacional, por este lado del mundo, no debería ser una excusa para dejar de cuidarnos.  

Tal vez el parate arbitrario  nos ayude a ponernos al día con aquellas cuestiones que hemos postergado a lo largo del año por estar ocupados en otras cosas. 

Cafecito de por medio, me reuní con mi amigo Emanuel Núñez, psicólogo y especialista en neuropsicología, quien una vez más me ayudó a tomar conciencia sobre la importancia de cuidar mi salud mental. 

-Porota, la salud mental, el control de las emociones y el estrés son claves para mantener una vida saludable. La época de las fiestas o de las vacaciones escolares suelen ser disruptivas para las personas mayores. Por eso deben evitar el aislamiento social y la postergación innecesaria de aquellas actividades que les hacen bien-, me dijo Emanuel con cierta firmeza.  

Charlamos casi dos horas. Me gusta hablar con él porque aprendo sin querer sobre mi cerebro, cómo funciona y cuán imprescindible es cuidarlo. Por eso, hoy quiero compartir algunos tips que si bien ya conozco nunca están de más repasarlos. Creo que nos ayudarán a disfrutar del verano teniendo en cuenta que el cerebro es parte de un todo que se activa y también se cuida:    

 

 

✔ Tenemos que caminar por lo menos 20 minutos al día. Se trata de un hábito saludable que evita el sedentarismo y la obesidad (entre otros beneficios). ¡Ni hablar si practicamos algún deporte! Además de ser una buena actividad física, estimula la vida social y evita el estrés.

✔ Aprovechemos para hacernos chequeos médicos. Especialmente los hombres mayores. Es muy importante controlar la hipertensión arterial, la diabetes y el colesterol.

✔Impulsemos hábitos de alimentación saludable y equilibrada, rica en frutas y verduras (con predominio de Omega 3 y antioxidantes), evitando los excesos. La hidratación es muy importante para el organismo, especialmente para un cerebro activo. Antes de consumir píldoras contra el dolor de cabeza, tomemos dos vasos de agua. 

✔ Leamos un libro completo. Yo ya tengo mis novelas de enero y dos revistas para hacer Sudokus. ¡NO hay excusas! Siempre hay vecinos, amigos, familiares o alguna biblioteca popular cerca en donde proveernos. 

✔ Las relaciones sociales aportan un gran valor para el cerebro. Promueven intercambios con otros, afianzando vínculos con amistades y con la familia. Por eso, aunque los nietos estén de vacaciones y los hijos lejos, salgamos por lo menos a dar una vuelta a la manzana. Debemos estar dispuestos a dejarnos sorprender y a cruzar alguna mirada o sonrisa con el transeúnte desconocido.

 

¡Sin pretextos! No importa cuán viejo o vieja seas. No importa cuán difícil te resulte, por más pequeño que sea el paso que demos, siempre podemos activarnos para estar mejor. 

 

POROTA.
Porota sos vos, soy yo, somos
todas las personas envejecientes

www.porotavida.com 

Si querés recibir nuestros Podcasts y columnas
en tu celular escribinos al 351 153062752 

Encontranos también en Instagram y
Facebook como @porotavida

 

 

 

Gimnasia cerebral

Mi amigo Emanuel brinda talleres de Gimnasia Cerebral para adultos todo el año. ¡Seguro que en tu zona hay propuestas para vos! ¿Por qué no intentar algo diferente? Para más información ingresá a la página de Facebook e Instagram de @elneuropsicologo. 

Comentarios

Todos los derechos reservados Porotavida 2016 © Sitio realizado por Estudio Asterión.