CARMENZA, MI AMIGA DE LA VEJEZ

Me encantan las Porotas Ilustradas o XL como nos gusta llamarlas con Ivana (la editora del diario) y Sole (mi editora) Decidimos inaugurar el año con una entrega especial del Club de la Porota junto a una propuesta diferente. Quiero presentarles una amiga muy especial. Se trata de Carmenza, una vieja empoderada y con un altísimo sentido del humor. Para conocerla un poco más, hablé con Daniella Martí, la ilustradora que le da vida. ¿La conocemos juntas?

Me gusta promover el trabajo en red. Poner en valor las experiencias que visibilizan la vejez y la potencian. Por eso es tan importante tejer redes. En el entramado de redes aparecen entre otras, las digitales que también nos invitan a conocer otras maneras de pensar e interpretar la vejez.  

 

Este verano fue muy fructífero, aprendí a usar el “I-Gé” (como le dice Santi al Instagram) y entre cientos de publicaciones sugeridas, una particularmente me llamó la atención: un trazo negro sobre fondo blanco que dejaba ver a una señora mayor. Enseguida toqué la imagen, con el temor de hallar alguna viñeta prejuiciosa. Sin embargo, menuda sorpresa me llevé cuando leí una de las reflexiones de esta señora ruluda, con gafas -como yo- que parece vivir una vejez que se parece más a la que vivirán mis nietos y nietas… o mi hija a la que viven la mayoría de mis amigas. Mi generación lo intenta, debo admitirlo, pero Carmenza, esta ¡VIEJA! ilustrada es la más avanzada del curso.

 

Enseguida revisé su perfil y me identifiqué -o no- con algunas de sus reflexiones. Como soy curiosa y me encanta conocer nuevas formas de vivir la vejez, enseguida le escribí en privado y así conocí a Daniella, su creadora.

 

Daniella nació en Cali, Colombia, en 1995. Se define como artista visual aunque hace poco más de dos años ha comenzado a trabajar en el humor gráfico. ¡Ah! y vive en España. Vía “mensaje directo” me contó que su labor humorística comenzó cuando quiso “representar la realidad y verbalizar opiniones sobre temas cotidianos”. Con el tiempo, y gracias a la magia de las redes sociales “muchas personas empezaron a compartir lo que hacía”. Un poco así llegué yo a ambas y por eso esta nota se gestó desde ese ida y vuelta virtual que trasciende las fronteras geográficas.

 

Cuando ahondamos en la idea de vejez, Daniella aseguró que se dió cuenta de que no sabe mucho sobre las emociones, pensamientos, ilusiones de sus abuelas: “Todo parece estar hecho: su maternidad, su vejez, ver la tele, comer, tomar el té con las amigas, rezar. ¿Pero qué piensan realmente del mundo?¿Por qué creemos que no entienden nada del presente? ¿Y sí, realmente pueden adaptarse a las tecnologías y a la vida de hoy sin problema? ¿Y si se enamoran, sienten rabia, celos, empatía y demás cosas que parece que con el tiempo se desvanecen? No nos hemos preocupado por preguntar este tipo de cosas”.

 

Ustedes, lectores de Porota, ¿pensaron eso de sus abuelas? Yo no, recién ahora esos interrogantes me interpelan. Recién ahora, cuando atravieso mi propio proceso de envejecimiento. Por tal motivo, aquí les comparto un poco sobre quién es esta adulta mayor tan desinhibida que conocí en el verano.

 

PorotaVida – ¿Cómo y por qué surgió?

Daniella Martí- Carmenza surgió en el 2017 cuando hice una viñeta que se titula “Pasaporte”. Fue la primera viñeta que hacía donde salía una anciana. En ese momento, comprendí que no veía muy a menudo en el cómic o el humor gráfico a mujeres ancianas que no estuvieran en el estereotipo de “la abuelita que todos quieren que te cocine galletas y es adorable”. Pensé: “no hay un sólo tipo de mujer, pero eso es desde siempre, así que debe haber muchas ancianas que no son ese tipo de persona, sino que han decidido por lo que sea, ser lo que han querido o lo que han podido a su manera”. Entonces empecé a pensar en ella como personaje recurrente para hablar de muchos temas. Una mujer que tiene voz y luz propia, que ha tomado muchas decisiones, pero que no por ello es menos mujer o menos persona.

 

PV- ¿Carmenza es tu vejez?

DM- No, Carmenza no soy yo. Es un personaje de ficción creado a partir de la observación de personas jóvenes y ancianas que conozco -me he fijado mucho en la apariencia de las ancianas que veo en los parques reunidas con sus amigas. También tengo influencias de personajes de series o películas. Todo con el objetivo de hablar de muchos temas actuales y que pueden identificar a personas de todas las edades, desde la óptica de una mujer de 80 años.

 

PV- ¿Cómo definirías la personalidad de Carmenza? ¿Quién es, qué hace, cómo vivió?

DM- Carmenza es una mujer con mucho carácter (no siempre fue así). Se ha construido a sí misma con los años; nunca se casó, nunca tuvo hijos y vive con un pajarito que se llama Paco, quien simboliza la libertad de opinión y de expresión. Es pensionada, por eso tiene tiempo para el ocio y para pensar y reflexionar, aunque siempre ha sido una persona reflexiva. Su juventud fue apasionante, trabajó mucho para viajar por el mundo, para ser lo que quería ser, por eso ,de alguna manera, vive en paz consigo misma. Aunque Carmenza no tiene pareja ni hijos (porque así lo quiso), tiene muchos amigos de todas las edades, desde niños hasta ancianos. Ha tenido parejas también, le gusta ir a bailar, montar en patines y está enganchada a Instagram. Le gusta mucho leer y practicar deporte. Es una persona que se adapta fácilmente al cambio.

 

Aquí termina la charla con la creadora de mi “amiga” Carmenza. Ese personaje que, de algún modo, representa lo que somos las personas. Una voz con ideas propias, elecciones y trayectos. Una voz que no se apaga con el paso del tiempo. Ni se detiene con los años, sino todo lo contrario, una voz que existe, que está allí. Una voz que no desaparece, sino que muchas veces no elegimos escuchar. Quizá por ese miedo (inconfesado) a empatizar con la vejez. Carmenza nos muestra con humor lo que es, lo que somos, lo que serán: viejos y viejas viviendo.

 

Si querés que Carmenza te robe unas sonrisas y un par de reflexiones, te invito a seguirla en:

https://www.facebook.com/daniellamartic/

https://www.instagram.com/daniellamartic/

http://daniellamarti.com/

 

Además, es la anfitriona en el libro de viñetas “ASÍ ES LA VIDA, O AL MENOS ASÍ LA VEO YO” que Daniella publicó recientemente. Allí aparecen muchos de sus amigos, reflexiones y sus temas favoritos: amor, respeto, actualidad, cotidianeidad, deseos, pasión, etc.

 

Historias de re-percusión social

La sincronicidad de la vida que, gracias a su permanente envejecer, y en perspectiva me permite apreciar lo que alguna vez fue un GRAN SUEÑO. Aún recuerdo la primera vez que los disfrute (a los Dueños de la Calle). Aún recuerdo la primera vez que los soñamos (a Fuerza Mayor). En breve, el documental de lo posible. De la magia que nos inunda cuando nos vamos encontrando, que sólo brota de los sueños colectivos, de la fuerza amorosa y de la belleza genuina que florece cuando damos sin esperar, cuando amamos incondicionalmente. Quizá no todos entiendan estas palabras. Quizá te resuenan diferente. Pero sí estoy segura que vos, vos, vos y vos que fuiste parte, que estuviste ahí… ya sabés de lo que te hablo. ¡Allí estaremos! Acompañando este merecido homenaje a dos proyectos que trascienden y nos abrazan. ¡El pecho ancho y el orgullo a flor de piel!

 

¿De que se trata este preludio?

 

Del próximo estreno de el “El origen de las utopías 2”, documental que relata el trabajo de dos importantes agrupaciones de personas mayores a las que quiero mucho: “Los dueños de la Calle” y “Fuerza Mayor”. Mañana, jueves 28 de febrero, a las 19hs. en el Auditorio de Ciudad de las Artes, Av. Ricchieri 1955. Entrada libre y gratuita, sujeta a capacidad de sala.

 

En poco más de una hora este trabajo audiovisual impulsado por la Productora “Artistas que Cambian el Mundo” este documental muestra la manera en la que música logró transformar la vida de quienes forman ambos grupos: “Nos encontramos con dos casos muy poderosos donde se rompen prejuicios y se manifiestan valores con naturalidad. Ambos poseen una connotación potente sobre la vejez, transforman esa mirada que les impuso la sociedad: se exhiben enérgicos, orgánicos y dispuestos a  entregarlo todo por quienes más lo necesitan. Además, lo hacen en un marco colectivo, la noción de conjunto para cambiar realidades: la amistad, el equipo, el esfuerzo y el entrenamiento tienen su premio cuando logran conquistar escenarios y cambiar tristezas por aplausos”, cuentan los directores Mariano Salinas y Franco Colamarino.

 

Los integrantes de Dueños de la calle, en su mayoría, provienen de personas en situación de calle o que -ya ubicados en un hogar- descubrieron que el arte les daba una nueva oportunidad. Este conjunto surge del taller que Alejandro y Ezequiel Beltramino brindan en el Hogar de día municipal “María La Justa”.

 

Mientras que, Fuerza Mayor (de quien soy su orgullosa madrina) es el grupo conformado por personas mayores pertenecientes al taller del Círculo de Tambores que dirige Lukas Esquivel. Tienen de base al tambor como proyección de su cuerpo, ensayan y fabrican instrumentos de percusión que luego entregan a colegios de barrios marginales tras enseñarles con un show cómo se utilizan.

 

El origen de las utopías 2

jueves 28/02, 19hs

Entrada gratuita

Auditorio de Ciudad de las Artes, Ricchieri 1955

Comentarios

27 febrero, 2019
Todos los derechos reservados Porotavida 2016 © Sitio realizado por Estudio Asterión.