Beneficios de una correcta hidratación en las personas mayores

En muchas provincias del país la primavera ya regaló sus primeros 30 y tantos grados. Y si bien aún restan algunos días frescos, lo cierto es que, por este lado del mundo, las altas temperaturas llegaron para quedarse. Desde el Club de la Porota nos hemos sumado a la campaña de hidratación impulsada por la Escuela de Nutrición de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba.
Para ello, mantuve una hermosa charla con quien es una de las responsables del proyecto, la Licenciada y Profesora, Ana Asaduroglu quien me explicó por qué las personas mayores somos más proclives a deshidratarnos, entre otras cosas. 

“A medida que vamos envejeciendo disminuye la sensación de sed. Se suma además la incomodidad para levantarse al baño durante la noche o la discapacidad y dependencia de otros para tener bebidas al alcance. Esto hace que consumamos menos agua”, me explicó Ana. 

Además hay situaciones ambientales o de salud que pueden incrementar la pérdida de agua y provocar deshidratación, particularmente frecuente en épocas de altas temperaturas o cuando las personas padecen diarreas, vómitos o fiebre elevada. “Una correcta hidratación del cuerpo a través del consumo regular y suficiente de agua es fundamental para un buen estado de salud, tanto física como mental”, agregó la experta. 

¿Cuáles son los síntomas de la deshidratación? 

  • Boca seca
  • Somnolencia (sueño) 
  • Confusión mental y/o mareos 
  • Fatiga o cansancio 
  • Falta de atención y de concentración 
  • Mal humor e irritabilidad 
  • Piel de color rojiza 
  • Orinar poco o muy oscuro 
  • Dolor de cabeza 

 

Decálogo de la hidratación saludable para las personas de edad 

  1. Beba al menos ocho vasos de 200ml de agua al día. 
  2. No espere sentir sed para tomar agua. 
  3. Beba suficiente agua todo el día. 
  4. Lleve siempre consigo una botella de agua al salir de su casa. 
  5. No sustituya el agua por bebidas con alcohol o cafeína. 
  6. Si ha comenzado una rutina de ejercicio beba agua antes, durante y después de la sesión o clase. 
  7. Comience y termine su día tomando agua. 
  8. Si pasa mucho tiempo sentado beba agua de a ratos. 
  9. Incorpore más alimentos ricos en agua, como verduras y frutas.
  10. Estar siempre atento o atenta a los síntomas de deshidratación. 

En las personas mayores -como yo- una correcta hidratación del cuerpo a través de un consumo regular y suficiente de agua es fundamental para un buen estado de salud. Para más información ingresar a www.nutricion.fcm.unc.edu.ar

 

Porota sos vos, soy yo, somos

todas las personas envejecientes

Seguime en Facebook, YouTube e
Instagram como PorotaVida o en www.porotavida.com

 

 

Marco de la Campaña 

La Campaña es propiciada desde la Escuela de Nutrición, Facultad de Ciencias Médicas de la UNC. Participan integrantes de las cátedras de Nutrición y Alimentación Humana y de Filosofía y Ética Profesional (docentes investigadores, adscriptos y ayudantes alumnos), los estudiantes que integran el proyecto de investigación, quienes realizaron sus tesinas de grado en el marco del proyecto. Co-participa la Secretaría de Extensión de la Escuela de Nutrición. Docentes responsables: Prof. Lic. Ana V. Asaduroglu y Prof. Lic. Ana Claudia Moos. 

Comentarios

Todos los derechos reservados Porotavida 2016 © Sitio realizado por Estudio Asterión.